Hna. María Marta Chambon y la devoción a las Santas Llagas

   
   
La Hna. María Marta Chambon (1841-1907) de la Orden de la Visitación de Santa María, tuvo como misión hacer revivir y propagar la devoción a las Santas Llagas del Señor.

El Papa Juan XXIII escribió en su Diario: "Últimamente me siento movido, de una manera muy espontánea, a la veneración de las llagas de Jesús Crucificado. Es una ampliación de la veneración al Corazón de Jesús. Trataré de detenerme cada vez más en esto" (Diario Espiritual de Juan XXIII, 18-23 de junio de 1923).

Habiéndose presentado al Papa el pequeño libro titulado "La Hna. María Marta Chambon y las Santas Llagas", el cardenal Gasparri, Secretario de Estado, escribía en nombre del Santo Padre el 18 de mayo de 1924: "El (el Papa) se ha regocijado con su lectura y desea de corazón que las virtudes y vida ejemplar de esta religiosa y verdadera sierva de Dios encuentren amplia difusión y sean conocidas en todas partes".

(Las citas anteriores, referidas al Diario Espiritual de Juan XXIII y a Pío XI, se han tomado del libro "María Marta Chambon, Apóstol de las Llagas del Señor", de Antonie Weiss).

Cristo crucificado
(Iglesia de San Antonio, calle Bravo Murillo, Madrid)
“Cristo..., cargado con nuestros pecados, subió al madero de la cruz..., por sus llagas habéis sido curados” (1P 2, 21. 24. 25)

   

   

Hna. María Marta Chambon (1841-1907), de la Orden de la Visitación de Santa María, monasterio de Chambéry (Francia).

María Marta Chambón tuvo como misión hacer revivir en los tiempos actuales la devoción a las Santas Llagas del Señor.

María Marta Chambón nació en 1841, en un lugar llamado Croix Rouge, junto a Chambéry, y fue bautizada el mismo día de su nacimiento, por el párroco de Sain-Pierre de Lémenc.

De familia humilde, a los 18 años entró en el monasterio de la Visitación de Santa María que había en Chambéry. Desde 1866 se le manifestó el Señor en numerosas ocasiones. En septiembre de 1867 le dijo el Señor:

"Yo te he escogido para hacer revivir en los actuales tiempos, tan difíciles, la devoción a mis Santas Llagas".

   

   
El Señor dijo a María Marta Chambon:

"Cuanto más hayáis contemplado mis dolorosas Llagas en la tierra, tanto más podréis contemplarlas gloriosas en el cielo".

"Las almas que en la tierra hayan contemplado atentamente mi corona de espinas y la hayan venerado, constituirán un día mi corona en el cielo".

"Yo rechazo a las almas que, en vez de honrarlas, se burlan de mis Santas Llagas".

"Los pecadores desprecian el crucifijo. Yo los aguanto, pero llegará un día en el que me enojaré con ellos".

"Ofrece frecuentemente mis Llagas por la conversión de los pecadores. Tengo sed de almas".

"Mi corona de espinas me causó más dolor que todas las otras llagas. Después de Getsemaní, fue mi mayor dolor".
(La hermana Maria Marta Chambon consideraba las Llagas de los pies como una sola, y la cabeza, sangrando por la corona de espinas, como la quinta Llaga).

"Mis verdaderos servidores procuran sufrir como yo. Pero nadie llega al grado de sufrimiento al que llegué yo".

"Tenéis que pedir mucho para que se extienda en todo el mundo la devoción a mis Santas Llagas".

"Mis Santas Llagas sostienen al mundo".

"Todo lo que se dice de mis Santas Llagas, me causa un gozo indescriptible ... Cuento cada una de las palabras".

"Yo concederé todo lo que se me pida por la invocación a mis Santas Llagas. Hay que fomentar esta devoción".

"El que las honra, conseguirá un verdadero conocimiento de Jesucristo".

"La invocación de las Santas Llagas conseguirá para la Iglesia una victoria constante ...".

"Cuando ofrecéis mis Santas Llagas por los pecadores, no os olvidéis de hacerlo también por las almas del purgatorio, ya que pocos piensan en lo que ellas sufren".

   

   

Hna. María Marta Chambon en oración

   

   
La hermana María Marta Chambon y la devoción a las Santas Llagas.
   
La Madre superiora del monasterio de Chambéry, escribió en 1866:
"La hermana María Marta goza de la visión de Dios y conversa largamente con el Salvador, su Santísima Madre, nuestros fundadores, los ángeles y los santos ...".

A la hermana María Marta le fue revelado repetidas veces que, así como su hermana en religión Margarita María de Alacoque había sido escogida para revelar al mundo el amor y las riquezas del Corazón de Jesús, así ella lo había sido para hacer lo mismo con sus Llagas Santísimas.

San Francisco de Sales le dijo en cierta ocasión: "A mi hija Margarita le fue revelado el Corazón de Jesús; a mi pequeña María Marta, las Santas Llagas de Jesús".
(Santa Margarita María de Alacoque y María Marta Chambon son ambas de la Orden de la Visitación de Santa María, fundada por San Francisco de Sales y Santa Juana Francisca Fremiot de Chantal).

Y la Stma. Virgen: "Tu santa hermana Margarita María ha reproducido en sí el corazón de mi Hijo para regalarlo al mundo. Y tu, hija mía, has sido elegida para ofrecer satisfacción a la justicia de Dios, ofreciéndole los méritos de la Pasión, sobre todo de las Santas Llagas, de mi único y muy querido Jesucristo".

Palabras del Señor a María Marta Chambon:

"Cada vez que ofrezcas a mi Padre celestial los méritos de mis Santas Llagas, ganas riquezas infinitas ... En la contemplación de mis llagas se encuentra todo, para sí y para los demás ... Yo garantizo conceder todo lo que se me pida por mis Santas Llagas".

En otra ocasión le dijo:

"¿Crees, hija querida, que yo puedo permanecer sordo a los que se encomiendan a mis Santas Llagas?"

Y se le apareció con sus Santas Llagas brillando como soles, especialmente las de la cabeza y del costado, de tal manera que apenas podía soportar su resplandor.

"Así las verás tu -le dijo- por toda la eternidad, por haberlas honrado aquí en la tierra".

Un día se le apareció Jesús y le enseñó esta oración:

"Jesús mío, perdón y misericordia por los méritos de tus Santas Llagas".

También le dio a entender cuánto le agradaba esta jaculatoria, qué gracias traía al alma y cuánto ayudaba, sobre todo, a los enfermos en sus necesidades espirituales y corporales.

Otra vez se le indicó que el ofrecimiento de su santa Pasión y de sus Llagas al Eterno Padre, le agrada inmensamente. Al pecador arrepentido se le concederá la conversión si repite con fe:

"Padre Eterno, te ofrezco las Llagas de Nuestro Señor Jesucristo, para que cures las llagas de nuestras almas"

Se puede ver: www.maria-marta-chambon.info
   

   
Rosario de las Santas Llagas
(Por las cuentas pequeñas)
Jesús mío, perdón y misericordia por los méritos de vuestras Santas Llagas.

(Por las cuentas grandes)
Padre Eterno, yo os ofrezco las llagas de Nuestro Señor Jesucristo, para curar las de nuestras almas.

(Al final, tres veces)
Padre Eterno, yo os ofrezco las llagas de Nuestro Señor Jesucristo, para curar las de nuestras almas.

Hacia 1867-1868, y por voluntad expresa del Señor, las superioras establecieron en la comunidad el rezo diario del Rosario de las Santas Llagas. La Santa Sede concedió pronto a las religiosas de la Visitación 300 días de indulgencia (a todos los monasterios de la Visitación) por el rezo del Rosario de las Santas Llagas. El 16 de enero de 1924 y por indulto de la Sagrada Penitenciaría, estas indulgencias se extendieron a todos los fieles.

   

   
   
   
Novena y Rosario de las Santas Llagas: novena-rosario-santas-llagas.pdf , en formato "pdf" Adobe Acrobat, para imprimir.
   

   
La Asociación de “María Marta Chambon y sus Amigos”
   
“María Marta Chambon y sus Amigos” es una asociación creada en Francia en 2011, a iniciativa de las Hermanas de la Visitación, cuya sede social se encuentra en el Monasterio de la Visitación de Marclaz - 74200 Thonon les Bains – France.

Sus fines son dar a conocer los mensajes de Nuestro Señor Jesucristo revelados a la Hermana María Marta Chambon, propagar la devoción al rosario de las Santas Llagas del Señor, apoyar el proceso de beatificación de María Marta Chambon, etc.

Se puede leer algo más sobre la Asociación “María Marta Chambon y sus Amigos”, en:
www.marie-marthe-chambon.fr/lassociation (en francés).

Al igual que ocurre en Francia, en España podría haber una Asociación de “María Marta Chambon y sus Amigos”, pero la sede debería estar en algún Monasterio de la Visitación de Santa María de nuestro país que tomase la iniciativa, con apoyo de algunos seglares y devotos.

   

 

Santo Angel de España        

Monumentos a la Santísima Virgen (I)

Angeles Custodios de Pueblos o Naciones        

Monumentos a la Santísima Virgen (II)

           

Monumentos a la Santísima Virgen (III)

               

Monumentos a la Santísima Virgen (IV). Virgen Blanca de la Ciudad Universitaria

               

Tuna universitaria canta a la Virgen

               

Asilo de Santa Cristina (I)

               

Asilo de Santa Cristina (II)

               

Asilo de Santa Cristina (III)

               

Asilo de Santa Cristina (IV)

               

Asilo de Santa Cristina (V)

               

Pequeño monumento al Sagrado Corazón

               

María Marta Chambon y la devoción a las Santas Llagas

               

Cruceros de piedra

               

Rosario reparador por fotografia blasfema